Ser

Soy un reflejo atávico apenas intuido. Sin más leyes que el eco sordo del instinto, ni más sonido que el latido iniciático de la emoción marcando cada segundo de la vida.  Sólo soy la esfera del tiempo que hay tras los velos. Lo que fui y no recuerdo marca las horas. Tic tac. ©

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *