Vacío

Creemos que es música. Y sólo es ruido. Leemos nuestra vida en pentagramas que otros han troquelado para inculcarnos un solo compás. Adormecidos y ausentes, bailamos la misma danza de sonámbulos.  Sumisos. Como autómatas.  Un, dos, tres. Un, dos, tres. Bajo el ruido.©

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.